El golf se llama López-Chacarra

El mundo del golf es de lo más propicio para que los familiares lo practiquen juntos. El marcado acento social de este deporte junto a la posibilidad de que compitan juntos hombres y mujeres hace que las interacciones entre sermanos y sermanas sean de lo más habitables. Y a poco afán competitivo que se tenga, los éxitos acaban llegando.

El ejemplo de los Cabrera Bello, que a la estela de Rafa hizo que Emma y Miguel se hicieron también profesionales, se ha visto seguido en días pasados ​​por los López-Chacarra. Con una diferencia; que estos últimos todavía se encuentran en categoría amateur y que acaban de realizar una curiosa gesta: ganar en la misma semana sendos torneos

de la liga universitaria estadounidense. El primero en vencer fue Eugenio (21 años) en el Amer Ari de Hawái y, tres días después, lo hizo Carolina (18) en el UFC Challenge de Orlando. Y, como había que seguir con las casualidades, ambos lo hieron con el mismo resultado (-10).

“No me extraña que lo hayan realizado la misma semana, pues son extremadamente competitivos y siempre están picándose entre ellos”, explicó José Manuel Beirán, su psicólogo deportivo. Y no le falta razón. La madrileña, que tiene a su hermano como modelo y referencia, recibió un extra de motivación al saber la cifra ganadora de Eugenio. Cuando tuvieron que suspender la por falta de luz se encontraron con (-8) y, por imitarle, terminaron con dos birdies en la reanudación.

Carolina-López-Chacarra

«Thought that if él había llegado a ese número yo también podía hacerlo, no me iba a quedar atrás», comentó divertida la pequeña, que debuta este año en Wake Forest. Mientras, el mayor buscó su inspiración en la actitud de Rafa Nadal en el abierto de Australia, «que me atribuyó para remontar en la última ronda en Hawái cuando todavía no tenía el torneo ganado» indica el jugador de Oklahoma State, que acaba su periplo college in junior y ya está pensando más en su próxima vida profesional. “Ya he jugado como invitado en algunas pruebas del PGA Tour y veo que tengo nivel para estar entre ellos. Por eso mi objetivo es consolidarme entre los cinco primeros del año universitario para así conseguir la tarjeta del Korn Ferry Tour de forma automática”, declaró orgulloso.

En Carolina the llegará su premio un par de meses antes, cuando vaya al Masters de Augusta amateur. Todo ello, según concluye Beirán “gracias a su capacidad de trabajo ya su competitividad. Nunca dejan de presionar”.