El empleo se frena en España las puertas de Navidad pesa en la caída de 33.000 parados en noviembre

El mercado laboral echó el freno justo a las puertas de Navidad en el peor mes de los noviembre de los últimos tres años, tras la pandemia. El empleo parece acompañarse cada vez más a la desaceleración de la economía y ya no muestra el extraordinario empuje que ha acompañado a la salida de la crisis sanitaria y que ha permitido alcanzar cotas históricas de ocupación en España. La afiliación al Seguro Social se estancó, incluyendo una pérdida de la anecdótica cifra de 155 cotizantes respecto a octubre, mientras que el desempleo sí mostró un comportamiento más robusto con la caída de 33.000 parados en el undécimo mes del año.

A fecha de este año, a noviembre, la Seguridad Social registra un total de 20.283.631 abonados, 531.273 más de un año, más que las listas del SEPE acumulan la cifra de 2.881.380 parados. Eso sí, la caída de desempleados la segunda mayor bajada en este mes en la última década solo superada por la del año 2021 marcada por la pandemia y situa el nivel en el más bajo desde 2007.

Por su parte, el comportamiento del empresario que hizo público el Ministerio de Seguridad Social muestra que ciertamente ha perdido el impulso y la inercia de los últimos años, por lo que la comparación es más agradable si observamos el período previo a la pandemia. Así, hasta el 2021 hubo un incremento en la afiliación de 61.768 trabajadores y en el 2020 fueron 31.638, la media del año 2017 a 2019 el retroceso medio era de 37.000 afiliados.

Las empresas, a la expectativa

Estructura del Contenido

No obstante, las cifras de altas de cotización relativas solo al régimen general de trabajadores muestran el enfriamiento de la economía y la incertidumbre ante la crisis económica que impide al propio Gobierno y que anticipa casi la totalidad de las instituciones internacionales. Concretamente, el régimen de asalariados ganó en noviembre 3.868 trabajadores, más que en los ejercicios anteriores, los contratos previos a la Navidad incrementaron la plantilla en 60.944 y 29.467, respectivamente.

De hecho, el saldo negativo para la Seguridad Social se explica por el fuerte retroceso del empleo autónomo. Perdimos concretamente 2.801 trabajadores por cuenta propia en noviembre, también el peor desde la salida de la pandemia para este colectivo.

En términos deestacionalizados, el número de cotizantes de la Seguridad Social encadenó en noviembre su decimonoveno incremento consecutivo tras sumar el sistema 78.695 ocupados (+0,39%), tiene un total de 20.319.146 personas, en línea también con lo adelantado por Escrivá a mediados de mes , cuando predijo un aumento de ocupados de unas 80.000 personas.

El Ministerio ha destacado que se han creado 480.044 empleos entre enero y noviembre en valores deestacionalizados. Desde principios de 2021, cuando se superó el nivel de afiliación previo a la pandemia, la ocupación aumentó a alrededor de 825.000 cotizantes.

Los servicios tiran del desempleo

Así, por sectores, con respecto a octubre, el paro registrado desciende en los servicios en 25.083 personas (-1,21%), en agricultura 4.507 personas (-3,67%), en industria en 3.783 (-1,59%) y en construcción en 1.924 personas (-0,86%). De este modo, las bajas de empleados relacionados con el sector de los servicios suponen el 75% de la caída total del paro en este mes. Eso sí, el colectivo sin empleo anterior aumentó a 1.785 personas (0,71%).

A fecha de este mes, el total de contratos registrados durante noviembre ha sido de 1.424.283, un 29,5% menos que en el mismo 2021. Del total, 615.236 contratos son indefinidos – superado en más del doble (+117,4%) al cierre de noviembre 2021-, donde se asume el 43,2% del total de los firmados.

Del total de contratos indefinidos suscritos en noviembre, 252.714 han sido a tiempo completo, un 43,7% más que en igual mes del año pasado; 212.947 eran contratos fijos-discontinuos, multiplicando por más de seis la cifra de noviembre de 2021 (+525,9%), y 149.575 eran contratos indefinidos a tiempo parcial, el doble que un año antes (+104,5%).

Por el otro lado, de todos los contratos suscritos en noviembre, 809.047 fueron contratos temporales, un 53,4% menos que en igual mes de 2021.

En los primeros meses de 2022 se han realizado más de 6,5 millones de contratos indefinidos, más del doble que en el mismo periodo de 2021, gracias al impulso de la reforma laboral, en vigor desde principios de este año. La contracción temporal ha caído en este período en un 33%.

Subida del paro en nuevas comunidades

El paro registrado sufrió en noviembre en nuevas comunidades autónomas, especialmente en Baleares (+1.587 desprendimientos), Castilla y León (+1.554 desprendimientos) y Cataluña (+986 desprendimientos), y bajó en ocho regiones, sobre todo en Comunidad Valenciana (-15.330 desempleados), Andalucía (-11.169) y Madrid (-7.757).

En cuanto a las provincias, descendió en 26 años, llevándose a Valencia (-8.260 salidas), Madrid (-7.757 salidas) y Alicante (-4.757), aumentando en 26, principalmente en Baleares (+1.587 salidas) , Tarragona (+793 empleados) y Málaga (+710).