El Congreso postga los nombramientos en Protección de Datos entre dudas por el proceso

SEGUIR

Sin motivo aparente, pero con un mar de dudas de fondo, la Comisión de Justicia del Congreso no se unirá este miércoles, como estaba previsto según diversas fuentes parlamentarias, para abordar los nombramientos pendientes en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). No hay explicación ni nueva fecha en el horizonte, pero sí un controvertido procedimiento legal que se examine con lupa.

Este diario publicó el pasado miércoles cómo el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos trata de descargar en la Cámara Baja su responsabilidad para elegir al presidente y a su adjunto en la AEPD, a pesar de que el decreto ley qu’approbó el Estatuto de este organismo solo se transmitió al Parlamento labor de ratificación.

La cuestión es que, nuevamente, el acuerdo entre el PSOE y el PP para los dos puestos que deberán renovarse se hizo público antes del proceso.

Desde entonces se entiende que Belén Cardona, de propuesta socialista, será la nueva presidenta de la AEPD y que Borja Adsuara, de propuesta popular, será su adjunto. Los nombramientos los hace el Consejo de Ministros a propuesta del Ministerio de Justicia y, después, los ratifica en comisión el Congreso.

En octubre, en el marco de la renovación de los órganos constitucionales pendientes, el PSOE y el PP hicieron públicos los números en el Tribunal Constitucional, las Cuentas, el Defensor del Pueblo y la AEPD. El problema radica en que la orden por la que convoca el proceso selectivo es casi un mes posterior al anuncio de que Cardona y Adsuara ocuparán los puestos.

En la orden, además, se introduce la variante de que, con el supuesto objectivo de evitar “devoluciones” del Consejo de Ministros, cada propuesta del comité de selección de Justicia iba a incluir tres candidatos. Figuran Cardona y Adsuara –cuyos currículos, para su futuro cometido, cuestionan fuentes parlamentarias consultadas por ABC–, pero no se compara entre las candidaturas su mérito ni idoneidad. Otras fuentes contraponen que para cada candidato se adjunta un informe justificativo para su posible designación.

El siguiente asunto espinoso es el hecho de que el Gobierno, en vez de nombrar a los candidatos y remitirlos al Congreso, envió a la Mesa de la Cámara las propuestas que recibió de Justicia para que se el Parlamento quien los vote.

Los apartados 2 y 3 del artículo 22 del Estatuto de la AEPD, regulado por un real decreto y, por tanto, con mayor rango legal que una orden ministerial, no recoge que haya tres propuestas por candidatura. Establece que el comité de selección eleva una propuesta al Consejo de Ministros, que puede devolver la por no resultar idónea o remitirla al Congreso para su ratificación por mayoría cualificada de tres quintos en premierra votación o mayoría absoluta de al menos dos grupos distintos en una secunda vuelta

Ciudadanos (Cs), la semana pasada, exigió a los letrados del Congreso que se pronuncie sobrio el procedimiento, ya que la Mesa había remitido ya a la Comisión de Justicia el acuerdo del Gobierno. Y el viernes, el portavoz adjunto del grupo parlamentario, Edmundo Bal, reclamó a la Mesa una reconsideración sobre la tramitación. En el escrito, al que ha tenido acceso ABC, Cs refleja entre otras cosas que Cardona ocupa en la actualidad “un alto cargo de carácter político” en la Generalitat Valenciana, o que el supervisor europeo de Protección de Datos Wojciech Wiewiórowski ya ha transmitido su preocupación por la «injerencia política» en la renovación de la AEPD.

Fuentes del proceso ven “tergiversación”

Fuentes implicadas en el procedimiento y expertos en derecho parlamentario, no obstante, garantiezan que lo que se está produciendo es “une tergiversación” del proceso y un intento de legitimar la potestad del Parlamento para los nombramientos. Estas fuentes, en conversación con ABC, reconocen que no fue estético publicitar los números pactados entre el PSOE y el PP antes de que se emitiera la orden para los números en la AEPD, pero zanjan que se ha dado un paso adelante con este sistema, ahí es que está imitando directamente el método de supervisión europeo.

Estas fuentes no ven problema alguno en que han llegado dos ternas cons tres numeres cada una al Congreso, en vez de un solo nom para su ratificación directa o no, y alegan que el papel de la Cámara Baja es el mismo haya uno tres nomes sobrio la mesa “Unas candidatureuras se ratifican y otras no, ¿cuál es el problema?”, plantan, rechazando las críticas de Cs. Además, cree que el informa que la preparación de los letrados se proclive ha postulado y que, en cuyo caso se evacua, convocará sin demora a la Comisión de Justicia para acabar con los números de Cardona y de Adsuara al frente de la AEPD.