El ‘chemsex’, los videojuegos y las redes sociales crecen entre las clásicas más atendidas adicciones en Madrid

SEGUIR

Fiestas con drogas y sexo. Pantallas sin límites. Ansiedad medida en ‘me gusta’. Las nuevas adicciones cobran fuerza entre las clásicas. El 8% de los casos atendidos por el Ayuntamiento de Madrid, a través de su red de Centros de Atención a la Drogodependencia (CAD), corresponde a las apuestas, al uso de psicofármacos y a varios fenómenos en crecimiento: el abuso de videojuegos y redes sociales y el ‘chemsex’, fiestas sexuales rodeadas de droga que aumentanon con la pandemia. Las dependencias habituales, no obstante, todavía mandan: el 35% de las atenciones se debe al alcohol, el 22,5% los opiáceos, el 21% al cocaína y el 13,5% al ​​cannabis.

El saldo adictivo de la capital se tradujo en un pase con alrededor de 9.200 personas en tratamiento. Más de mil familias y más de 600 pacientes encontraron trabajo.

El Instituto de Adicciones, dependiente de Madrid Salud, atiende el año pasado a más de 2.100 adolescentes y jóvenes y cuenta con más de 1.700 familias en su Servicio de Orientación familiar e intervino en casi 300 centros educativos llegando a un total de 23.200 alumnos y 1.400 docentes. Sus datos compartidos este viernes por la portavoz municipal y delegada del Área de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, pendiente la presentación del nuevo plan de adicciones del consistorio para los próximos cuatro años.

“Las drogas clásicas tienden a descender en su impacto en la sociedad madrileña y van avanzando este tipo de cuestiones relacionadas con adicciones conductuales, con redes sociales, con adicciones al juego, el ‘chemsex’”, aseveró Sanz, que precisó que el objetivo es que estas nuevas adicciones “no se extiendan, sobre todo entre los jóvenes, que son los más vulnerables en este ámbito”. Los estratos municipales 2022-2026 se sustentan en siete líneas (y 22 objetos generales): prevención, atención integral a jóvenes y adolescentes, reducción de riesgos y daños a las adicciones, tratamiento integral a través del CAD, prevención de la adicción al juego y los videojuegos, coordinación y trabajo en red y supervisión y mejora del plan.

“Las drogas no son un juego”

Hace 30 años que Madrid Salud, a través de su Instituto de Adicciones, ataja este tipo de dependencias. “Vamos a seguir dando la batalla contra todo tipo de adicciones porque dificulta la vida de las personas hacer, de nuestros jóvenes y tenemos que mucha concienciación todos los días para decir que las drogas no son juego, que las adicciones no son un juego”, confirmó Sanz. Las nuevas, tampoco.

El ayuntamiento ya ha puesto en marcha una campaña en web y redes sociales para prevenir el uso abusivo de las pantallas, las redes sociales y los videojuegos con el hashtag #PiensaDecideControla. El plan también incluye la mejora de la atención integral de la patología dual, la adecuación de las intervenciones dirigidas a las personas mayores, la difusión de los servicios y la reducción del estigma.