El análisis de las aguas residuales de Valencia mantiene la tendencia a la baja del coronavirus

La presencia de coronavirus en las aguas residuales de Valencia continuó la tendencia en la baja, según se desprende del último análisis realizado por la empresa Global Omnium en virtud del convenio firmado con el Ayuntamiento, lo que confirmó las previsiones realizadas por la Concejalía del Ciclo Integral del Agua que sitúan a la ciudad cada vez más cerca de alcanzar el punto valle de la última ola.

“Estamos registrando valores similares a los que registramos a finales de octubre y principios de noviembre. La situación es buena, comparativamente favorable. Empezábamos la semana de Fallas con una buena situación. No hay que olvidar que la pandemia sigue aquí, que tan sólo tenemos una restricción que es llevar la mascarilla en determinadas situaciones, y necesitamos que se cumpla al máximo para no volver a una situación desfavorable”, ha explicado el responsable de esta consejería , Elisa Vallia.

“Esta semana es importante para Valencia tanto económica como anímicamente, y estamos seguros de que toda la comunidad fallera y todos los vecinos van a actuar con responsabilidad como lo vienen haciendo en todos estos meses”, ha añadido.

Valía ha apuntado que los resultados aportan “buenos datos en lo que respeta a la concentración de restos genómicos de coronavirus en la ciudad”. “Mantenemos un ritmo de descenso muy pronunciado, entre un 33 y un 50% desde febrero”, ha aclarado.

Por lo que respeta a la situación de los barrios, las zonas de Trànsits y el Saler son las que presentan valores más elevados que la media de la ciudad. Siguen también aunque con valores menos elevados zonas de Malilla, Malvarrosa, Nazaret y la Punta, y Jesús.

Pesado en los buenos datos, Valía ha recordado que el coronavirus sigue estando presente y ha apelado a la responsabilidad con la que los valencianos están respondiendo desde el inicio de la crisis sanitaria. “Debemos seguir atendiendo las recomendaciones sanitarias y usar las mascarillas en aquellos espacios en los que haya aglomeraciones y no se puedan mantener distancia entre las personas, como son las mascletàs”.