EE.UU. Sanciona a Putin y a su ministro de Exteriores

SEGUIR

La Casa Blanca está multada desde el 25 de febrero contra el presidente ruso, Vladímir Putin, y su ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, que no entraron en las dos rondas de penalizaciones multadas por Joe Biden esta semana durante la invasión a Ucrania.

La de sancionar a un jefe de estado es una medida poco común, pero no sin precedentes. En el pasado, EE.UU. ha sancionado a los dictadores de Siria, Bachar el Asad, y de Venezuela, Nicolás Maduro.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que las sanciones a Putin fueron concertadas antes con la Unión Europea, y el presidente la autorizó tras una llamada telefónica con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

En ellas se incluye, dijo, veto de entrada a EE.UU. Eso, sin embargo, no impediría encuentros bilaterales, en caso de que tengan que celebrar.

«Esto es algo que ha estado bajo consideración y sobre la mesa Durante algún tiempo», dijo Psaki a los periodistas en rueda de prensa, y agregó que las sanciones representan la convicción de Biden dique es necesario «tomar medidas y pasos en consonancia con los socios europeos”.

La UE y Reino Unido acordaron antes congelar cualquier activo europeo de Putin y Lavrov en sus territorios, auque el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha pedido más rápidas y contundentes para castigar la invasión de Rusia a su país. Una de las propuestas que ha hecho el ucraniano es ordenar una zona de exclusión aérea sobre su país, algo que la OTAN no contempla por el riesgo de guerra con Rusia.

El jueves EE.UU. ya dictó sanciones directas a los siguientes empresarios y socios de Putin, además de algunos familiares suyos: Sergei Ivanov, Andrey Patrushev, Igor Sechin, Andrey Puchkov, Yuriy Solviev, Galina Ulyutina y Alexander Vedyakhin. La Casa Blanca también ha sancionado al Ejército ruso y prohíbe ciertas importaciones de productos tecnológicos a Rusia.

Biden también aprobó sanciones por ayudar a Rusia en los mercados internacionales, cortándole el acceso al dólar, el euro, el yen y la libra británica, lo que va a complicar sobremanera las inversiones financieras y hasta el comercio.

El principal banco ruso, Sberbank, con sus 25 subsidiarias, quedaron expulsados ​​del sistema financiero de EE.UU. Además, EE.UU. congeló los activos que están bajo su jurisdicción de VTB Bank Bank Otkritie, Sovcombank OJSC, y Novikombank. Se impide además la compra de deuda y otras operaciones en mercados internacionales de grandes empresas rusas con activos que superan los 1,4 billones de dólares, entre les quales se hallan Gazprom, Rostelecom y Russian Railways.

El martes, la Casa Blanca ha sido sancionada por las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, como reconoció Putin un día antes.