EE UU alerta del posible endurecimiento de la ofensiva rusa ante la resistencia ucraniana

SEGUIR

Rusia intentó acelerar su invasión a Ucrania y en territorio ucraniano había tensión en la mayor parte del contingente que se acumuló en los últimos meses en las regiones fronterizas. EE.UU. Alertó que esta acumulación de tropas -unos 150.000 hombres-, equipo militar e inclusiones hospitalarias de campaña y reservas de sangre solo pudo ser la preparación de una invasión, como demostró a pesar de que Moscú lo negó hasta la saciedad. Ahora, el Pentágono cree que casi todo ese contingente está ya en combate en Ucrania.

Según la estimación que hizo el lunes una fuente de Defensa de EE.UU., el 75 por 100 de las fuerzas rusas asignó a la invasión ya están dentro

de Ucrania El ejército ruso ha ejecutado un envío sostenido de sus tropas: el pasado viernes, siempre según las estimaciones estadounidenses, ya estaba en territorio ucraniano el 33 por 100 del contingente. El sábado, el 50. El domingo, el 66.

Las mismas fuentes del Pentágono Rusia observaron que el ejército de Rusia estaba en el proceso de emprender “una estrategia más agresiva” contra Kiev, después de que cinco días de ofensiva militar no hayan logrado caer a la capital de Ucrania. “Sin duda, han sido detenidos y se han encontrado con una falta de progreso en Kiev, y una de las consecuencias de ello puede ser una reevaluación de su táctica con la posibilidad de ser más agresivos tanto en el tamaño de las fuerzas como en el de sus ataques”, aseguraron. Durante el día se registraron imágenes de grandes convoyes rusos con vehículos blindados, tanques, artillería y suministros en dirección a la capital. Hasta el momento, la ofensiva había sido sobre todo desde el norte, con las tropas que penetraron desde la frontera con Bielorrusia. Pero la estrategia ahora es «rodear» en Kiev desde diferentes puntos. El lunes por la tarde las tropas rusas estaban a una distancia de 25 kilómetros del centro de la ciudad.

EE.UU. ha intensificado el envío de equipamiento militar a Ucrania, pero ha rechazado cualquier intervención militar directa. La secretaria de Prensa, Jen Psaki, rechazó la posibilidad de que EE.UU. Stablezca una zona de exclusión aérea, hay que eso implicaría derribar los aviones rusos que vulneren. Sobre la activación del sistema de alerta nuclear por parte de Putin, aseguró que su país no tomará la misma decisión, y que la Casa Blanca prefiere “rebajar la retórica y desescalar”.