Drones de salvamento marítimo: socorro inmediato a bañistas

SEGUIR

La modernización del salvamento marítimo en costas pasa por la mano de drones capaces de soportar condiciones adversas, con tiempos de respuesta de menos de un minuto y cargas de hasta 5 kilos, que pueden ser hasta dos chalecos salvavidas.

Así es Saturno, la última propuesta de Umiles, la única empresa española que abarca toda la cadena de valor en sistemas aéreos no tripulados (UAS), desde la fabricación hasta la formación de pilotos y la organización de carreras. Concretamente, Saturno es un dron de 12 kilos que ha sido reforzado para enfrentarse al entorno marino, resistiendo viene de hasta 50 kilómetros por hora.

Para demostrarlo, la empresa llevó a cabo un simulacro de salvamento en Benidorm, en el que la aeronave fue guiada desde la costa para acercar un chaleco salvavidas que dispone de una bañista necesaria. Inmediatamente después acudió una lancha de salvamento para socorrerlo.

En la presentación acudieron los representantes de las administraciones locales, que consideramos incluir el dron fabricado en España además de operaciones de socorro. Otras de las habilidades de Saturno es la de contar con un altavoz para transmitir mensajes a distancia. Un ejemplo valioso sería evitar un barco fondease sobrio una extensión de posidonia en el fondo marino.

Además, este sistema también puede tener sus usos en la búsqueda de montaña de personas extraviadas, y brindarles algún elemento portátil hasta que lleguen los servicios de emergencia, como un teléfono, una manta o comida. Las baterías intercambiables del drone dotan de 28 reales de vuelo minutos y una distancia de hasta 3,5 kilómetros del piloto.

Una de las características que diferencian a Saturno de sus competidores es su personalización, es que su construcción modular permite equiparlo con diferentes cámaras, sean térmicas, nocturnas o angulares grandes para facilitar las operaciones según lo requieran las autoridades. También cuenta con 4 tarjetas SIM para garantizar la redundancia de la cobertura y, por lo tanto, la seguridad. Es posible, además, adaptarlo a una señal satelital.

Umiles lleva colaborando con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desde 2018, y uno de los usos previstos para el Saturno para la vigilancia perimetrica de las instalaciones. En un futuro, advirtió que podría equiparse con sistemas autónomos de patrulla y prescindir del operario.

Para los ayuntamientos, la empresa pone ha podido disponer de diferentes modalidades comerciales para el Saturno, desde la adquisición, hasta planes de renting de 45 días hasta 36 meses, por ejemplo.

El concejal de Benidorm, Lorenzo Martínez, ha confirmado que su ciudad “lleva soluciones aéreas aplicadas no tripuladas” tiene capacidad policial desde 2015 incluyendo un plan específico de salvamento marítimo. Hoy hemos podido comprobar la viabilidad de estas soluciones de la mano de Umiles”, subrayó.