Don Juan Carlos recurrirá en apelación tras la negativa del juez a reconsiderar su inmunidad

SEGUIRIsabel VegaSEGUIR

La defensa de Don Juan Carlos ante lo solicitó en Reino Unido que ha presentado contra el Corinna Larsen tiene de plazo hasta el 30 de mayo para solicitar a la Corte de Apelaciones que le permita recurrir la decisión del juez Matthew Nicklin, del Tribunal Superior de Londres , que resolvió seguir adelante con el procedimiento al apreciar que el padre del Rey no goza de inmunidad en su jurisdicción.

El salto a la Corte de Apelaciones se producirá después de la famosa vista ayer, en la que el juez negó autorización (un paso anterior en la Justicia británica) para recurrir allí mismo el pronunciamiento, por más que el letrado de Don Juan Carlos, Daniel Belén, insistió en que los argumentos para negar la inmunidad no se ajustan a derecho.

“He tomado una decisión y hasta que la Corte de Apelaciones no diga que estoy equivocado, está seguirá siendo mi posición”, dijo el magistrado en la sesión, que se prolongó casi tres horas en una fría sala en la que además de los abogados de ambas partes y de los periodistas, también se contraba la propia Corinna Larsen. “Mientras tanto -prosiguió el juez-, necesito continuar con el litigio”.

En varios momentos de la sesión defendió con más vehemencia su posición respecto a la esgrimía el letrado de Don Juan Carlos, Daniel Belén, aquien acusó de tener en sus escritos algunas «ambigüedades» que, en su opinión, también deben ser corregidas.

El juez Nicklin se ratificó en el argumento que puso por escrito la semana pasada para denegar la inmunidad: Don Juan Carlos no goza de ese privilegio ante la jurisdicción británica porque no es soberano en ejercicio, no forma parte de la Casa Real en términos de Representación y los relatos relatados por Larsen se habrían producido, en todo caso, al margen de sus funciones oficiales. Por tanto, puede seguir adelante la tramitación de la demanda, sea cual vaya a ser su resultado, pues aún no ha entrado a valorar su credibilidad.

La defensa de Don Juan Carlos también solicitó paralisar el proceso en tanto derime si la Corte de Apelaciones admite su pretensión su revisar la decisión sobre la inmunidad. El juez no ha concedido este extremo pero el resultado es una paralización de facto mientras se presenta la apelación porque ha fijado calendario dando margen temporal suficiente como para que la instancia superior se pronuncie.

Así, la defensa tiene hasta el 30 de mayo para pedir permiso al Tribunal de Apelaciones para presentar recurso, y la previsión es que la decisión tarde en torno a cuatro semanas en llegar. Si es denegada, el 8 de julio se celebrará una nueva vista de carácter técnico ante el juez Nicklin, donde las partes concretarán los ejes de sus respectivas estrategias y aportarán documentación. El magistrado ya ha advertido que una segunda llamada podría provocar un «retroso enorme» en el proceso. Eso sí, en caso que se admita, la previsión est que la demande quede en suspenso hasta que se resuelva el recurso, según las fuentes jurídicas consultadas por ABC.

«Confianza total»

Los abogados de Larsen enviaron durante la sesión un comunicado en la felicitación por la decisión del juez, y celebraron que el tribunal había “rechazado la última intención de Don Juan Carlos de frustrar el avance” de la demande par acoso de Corinna Larsen.

“Mi cliente aprecia las decisiones prácticas del Tribunal Superior de Justicia para la administración del procedimiento y espera sirvan para limitar nuevas demoras en el mismo”, aseguróon. Asimismo, expresamos la “total confianza” de Larsen en que el criterio de Nicklin prevaleció sobre la inmunidad. “Hemos avanzado un paso más hacia una vista de los hechos en cuestión”, dijo el letrado de la germanodanesa, Robin Rathmell.