Detenido Casillas contra el informe para informar sobre el operativo de emergencia de Sara Carbonero

Sara Carbonero e Iker Casillas, tras el infarto que sufrió el exfutbolista. GTRES

Iker Casillas ha vuelto a estar contra la prensa, esta vez, a cuenta de la operación de su expareja Sara Carbonero, que ha sido intervenida de urgencia tras una revisión cuando se cumplen tres años de su diagnóstico de cáncer de ovarios. Los medios nacionales se han hecho eco de la noticia y al que fuera portero del Real Madrid no le ha gustado que se haga público un asunto que afecta su vida personal pese a tratarse de un personaje público.

En un mensaje publicado a primera hora de este jueves, Casillas ha calificado de “lamentable” la “carrera por cascar la puta noticia y no reparar en el daño que hacen también a su entorno”.

La carrera por dar la noticia. La carrera por dar la noticia aunque de salud sea. La carrera por dar la noticia aunque de salud sea y no pensar en el implicado. La carrera de cascar la puta noticia y no reparar en el dano que hacen tambien a su entorno. Lamentable. LA NOTICIA.

— Iker Casillas (@IkerCasillas) 24 de noviembre de 2022

La periodista ha sido intervenida en la Clínica Navarra y se encuentra acompañada de su madre y su amiga Isabel Jiménez, mientras que sus hijos se encuentran al cuidado de su hermana. Y es que la operación ha cocido con el Mundial de Fútbol de Qatar, en el que Casillas participó como comentarista.

Lo cierto es que Casillas ya ha mostrado en otras ocasiones sus quejas hacia la labor de la prensa, sobre todo en asuntos que están directamente relacionados con él o su familia. De hecho, las formas en las que se expresa han suscitado varias polémicas que más tarde se ha visto obligado a rectificar.

Una de las últimas y más sonadas, cuando harto de que relacionaran con posibles nuevas parejas, se aseguró en tuit irónico que era gay, y que más tarde eliminó alegando que se trataba de un ‘hackeo’.

Informar de un error