curiosidades 15 años de apagar la luz por el medioambiente

Empezó como un movimiento local de 2,2 millones de personas en Sydney a reivindicar que el clima climático era real y no había invención y ha acabado convertido en una de las mayores acciones globales relacionadas con el medioambiente. Solo en España, 500 ayuntamientos se han comprometido este año a secundar la propuesta. Hablamos de la Hora del Planeta, una iniciativa por la que, este sábado, se invita a todas las personas, organismos y empresas a apagar las luces entre las 20:30 y las 21:30 horas locales.

“Esto es de todos, no solo de WWF”, dijo Miguel Ángel Valladares, director de comunicación de la ONG en España, impulsora de la iniciativa. Algo que, más que ser un símbolo, est “un llamado a la acción decidida en los próximos años, hasta el 2030, para que todos juntos podamos revertir la pérdida de diversidad”.

Valladares subraya que esta acción no está únicamente relacionada con el ahorro energético. “El ahorro energético de una hora de luz apagada por la noche no es representativo”, reconoce, pero reconoce la labor que, como símbolo, tiene esta acción. “Sirve para reflexionar, para hacer muchas actividades distintas que se pueden hacer en torno a la familia, los amigos o como ciudadanos. Que pensamos qué se puede hacer, como ciudadano, como individuo de forma personal, pero también las empresas, para luchar contra el cambio climático”.

Qué implica apagar las

El director de comunicación de WWF asegura que todas las grandes ciudades españolas se han adherido a esta iniciativa y, por tanto, veremos sus principales monumentos apagados: la Puerta de Alcalá, la Alhambra, la Basílica del Pilar… Sin destacar ninguno por encima del resto , reconoce que a veces para los municipios más pequeños supone, muchas veces, un gran esfuerzo. “Ver cómo todo un pueblo se suma a esta iniciativa te motiva mucho”, asegura.

Cabe señalar que, cuando una institución decide mostrar a WWF su apoyo a esta iniciativa y secundarla, se compromete no solo a apagar la luz Durante una hora en una fecha concreta. “Les pedimos que firmen la carta, que nos digan adecuados van a ser las acciones que van a tomar, les sugerimos consejos sobre eficiencia energética y sobre cualquier temática ambiental que suponga una mjora de la vida de las personas”.

Valladares asegura que la ONG hace un seguimiento de esos compromisos adquiridos. En el caso de los ayuntamientos, se trabaja de la mano de la red de ciudades por el clima. Valladares reconoce que el cumplimiento de estos compromisos es desigual, pero saca la lectura positiva de que el símbolo de apagar la luz acabe mostrando conciencia y movimiento más allá de un solo día.

El acueducto de Segovia, sin luz, Durante la iniciativa en años anteriores.

Impacto en la roja electrica

Valladares también declaró que, durante los primeros años de esta acción, las delegaciones europeas (entre las españolas) de WWF se reunirán con los operadores de la red eléctrica y de los recursos energéticos “para que quede claro que nuestra intención no es ni el ahorro energético de este apagar las luces y ni siquiera generar un colapso en la red”. Justifica, de hecho, que se haga un sábado, porque es precisamente cuando menos consumo energético. “Un sábado por la noche, más allá de los hogares y de los monumentos y edificios, apenas hay consumo porque la actividad empresarial es mucho más baja”. Tanto que, asegura, muchas veces apenas se llega a notar un descenso en el consumo eléctrico.

Aunque esta redacción se ha intentado poner en contacto con Red Eléctrica para confirmar estos datos, de momento no ha sido posible.

Acciones complementarias

Por otro lado, cabe señalar que, con motivo de la Hora del Planeta, WWF ha llevado a cabo otras acciones paralelas con las que también pretenden aumentar la conciencia sobria del clima climático.

Este año se ha decidido sumar kilómetros que simbolizan varias vueltas al mundo. Esta iniciativa contará, en su acto final en Madrid, con los atletas olímpicos Marta Pérez y Fernando Carro. Se trata de representar la contrarloj para, de aquí à 2030, lograr la “restauración de lábitats que están degradados, para reducir à la mitad las emisiones de CO dos y para detener una vez la pérdida de biodiversidad y cumplir el compromiso de los líderes Mundos de los ODS”. Por eso, Valladares asegura que estamos ante una década crítica en la que nos jugamos “tener más y mejor naturaleza en 2030”.

Curiosidades de ‘La hora del planeta’

  • Nacio en 2007 en Sydney (Australia)
  • Actualmente 200 pays se acogen a esta iniciativa
  • 500 ayuntamientos españoles se han adherido este año
  • La adhesión conlleva un plan de compromiso para tomar determinadas medidas
  • WWF envió una serie de recomendaciones y evaluó un seguimiento de las mismas
  • Se celebra el ultimo sabado de marzo
  • Se apagan las luces entre las 20:30 y 21:30 hora local
  • Se eligió el sábado por ser el de menos impacto eléctrico
  • El consumo eléctrico apenas varía, al no haber apenas actividad empresarial
  • Se invite a, en la oscuridad, a reflexionar todos sobre las medidas que se pueden tomar
  • Urge un plan de acción contra el cambio climático
  • Personalidades que han apoyado esta iniciativa: el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; papá francisco; Sofía Vergara, actriz; Andy Murray, tenista; Carlos de Inglaterra.
  • Monumentos que apagan su iluminación: Estado Olímpico de China; Tokyo Skytree, Las torres Peotrnas, Torre Eiffel, London Eye, plaza de San Pedro en El Vaticano, Coliseo Romano, Acrópolis de Atenas, Cataratas de Niágara.