congreso o designación directa del PP

SEGUIR

Lo que tiene claro el todavía presidente de la Xunta es que su relevo en San Caetano debe ser “ordenado y rápido”, pues eso es lo que “Galicia merece”. Pero sobre la fórmula concreta con la que se materializará la designación de su stituto, Alberto Núñez Feijóo todavía no se ha posicionado, al menos en público, en la disyuntiva que en los últimos días sobrevuela en el PPdeG: un congreso extraordinario del partido o la elección directa a través de su comité ejecutivo. “Las dos opciones son perfectamente válidas”, confirmó Feijóo al preguntársele por esta cuestión en la rueda de prensa posterior al Consello de Goberno de la Xunta, que esta mañana se consumió en La Coruña.

“No voy a tomar un posicionamiento concreto antes de antes de hablar con los compañeros de partido.

Desde el lunes estoy hablando con mucha gente, y lo voy a seguir haciendo hasta que el partido tome una decisión”, añadió Feijóo ante la prensa. Entre los cargos más importantes con los que el presidente de la Xunta estaba hablando sus los barones provinciales del partido. Entre ellos, el presidente del PP pontevedrés y vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, el favorito en las quinielas para tomar el timón en San Caetano. Ymientras la líder del partido en Lugo, Elena Candia, prefiere mantener un perfil bajo y debatir esta cuestión en el seno del PPdeG, los barones de Orense y La Coruña, Manuel Baltar y Diego Calvo, respectivamente, sí que han sugerido un nivel personal cuál debería ser el proceso sucesorio.

Baltar fue el primer presidente provincial que ha celebrado a finales de semana el congreso del PP de Sevilla -que oficializó el liderazgo de Feijóo en el partido- había revelado sus preferencias. El barón orensano apuntó que el vicepresidente primero sería el relevo lógico en la presidencia de la Xunta, pero también pidió un congreso extraordinario, dejando abierto así que la opción de Rueda podría ser una solución transitoria. El último elegir en pronunciarse fue el líder del PP coruñés, que se posicionó a favor de celebrar un congreso para al sustituto de Feijóo, y que además debería de celebrarse “pronto”. En todos los casos, las fuentes internas de los populares apuntan a que ese congreso hipotético se debería celebrar ‘a la sevillana’. Es decir, que, como en el caso de la ceremonia que coronó a Feijóo como líder popular el fin de semana pasado, el acto no sirvió de escenario para una disputa interna sino para dar galones al nuevo líder del partido. Momento, lo que parece descartado es que opte por los bíceps. Esto es, que el presidente de la Xunta y el líder del PP gallego sean personas distintas.

En este contexto, Feijóo prefirió no posicionarse entre la opción del congreso extraordinario y la elección directa a través del comité ejecutivo, pero insistió en que, de una manera u otra, deberá obtener un “relevo ordenado”. Y en la rueda de prensa posterior al Consello, el presidente de la Xunta tuvo también palabras de reconocimiento hacia la “actitud absolutamente impecable” que están manteniendo los cargos del PP gallego en esta “transición repentina”: “Me auparon para ser presidente de la Xunta, del partido, y me prestaron una ayuda incondicional desde hace un mes para presidir del PP a nivel nacional. Están colaborando en todo”, valoró el todavía presidente de la Xunta.

«En mayonesa»

Donde no hay novedad fue respecto a los plazos. Este jueves, Feijóo había avanzado que sería ya “en mayo” cuando espera poder votar él mismo, en el Parlamento gallego, a su sucesor. Y a renglón seguido, añadió, presentó su renuncia al acta de diputado autonómico. Por lo tanto antes de ese momento el partido ya debería haber elegido al candidato que se presentará en la sesión de investidura en la Cámara autonómica.

“Entiendo yo que ya en el mes de mayo habrá un nuevo presidente de la Comunidad autónoma”, auguró el jueves Feijóo. Y este viernes agregó que para entonces, su sucesor, será libre de elegir a los consejeros que quieran para su gobierno. “Al nuevo presidente o presidenta le corresponderá, solo a él, nombrará al gobierno, yo no soy nadie para darle consejos. Eso sí, Feijóo dejó claro que el ejecutivo que ahora aún preside es “el mayor” de los ha tenido en sus 13 años en San Caetano. También porque es más fácil gobernar ahora que cuando no había “ni un euro” en las arcadas públicas autonómicas.

Oposición más rápidamente en sucesión

Los socialistas gallegos reclamaron a Feijóo que la sucesión en la Xunta sea «lo más rápida posible», pues la estabilidad del gobierno «no puede estar dependiendo» de los movimientos internos en el PP, según reflexionó el secretario general del PSdeG, Valentín González Formoso en una atencion a los medios. Desde las filas del BNG, su portavoz, Ana Pontón, pidió al PP gallego y al presidente de la Xunta que “aparquen” su “guerra interna” –por la sucesión– y “no sigan hipotecando el futuro de Galicia”. “La crisis del PP no la tienen que pagar los gallegos”, agregó en una atención a los medios la voz nacionalista, en la misma línea en la que se pronunció el líder socialista.