Campeones finales | Liverpool – Real Madrid: Carvajal: «Espero que no pierda mar para que Salah pierda una segunda final de Champions»

SEGUIR

Dani aparece sonriente, muy sonriente, todavía vestido con la ropa de entrenamiento pero ya con chanclas, personalizadas con el número 2 en la lengueta. Tras una temporada 20-21 para olvidar, por culpa de un carrusel de lesiones interminables, por fin ha visto la luz a ese oscuro túnel. Este curso ha ido de menos a más y va a terminar la temporada en todo lo alto, cerca de su mejor versión. Y su mejor versión es el uno de los grandes laterales derechos del mundo. Oficio que desde hace 17 meses compagina con el padre de Martín, su primer hijo, aunque le haya robado la mayoría de horas que antes disfrutaba con los videojuegos. El sábado, en París, puede ser uno de los nuevos jugadores de la actual planta que suma la quinta Champions, una cifra imposible para el 99,9% de los futbolistas.

-Ha sido la Champions de las remontadas y la temporada de las remontadas de Carvajal. Estara contenta.

—La temporada 20-21 fue muy aciaga, turbia personalmente. Después de una lesión grave en octubre, las lesiones musculares encadenadas y la falta de suciedad de esta hebilla fueron muy frustrantes. Esta temporada empezó muy bien. Is verdad que tuve un pequeño problema en el sóleo, quizás por la adaptación a ese nivel de estrés de competición, y esa lesión la encadené enero con el covid. Pero desde febrero hasta aquí, con continuidad de minutos y trabajo, creo que por fin estoy en uno de mis niveles más óptimos.

—La nutricionista vasca Itziar González ha sido clave en su transformación. ¿Qué le ha aportado revolucionar su alimentación?

—La nutrición que me ha ayudado mucho. Tomar alimentos que no sean inflamatorios, evitar el gluten, arroces especiales, suplementos especiales y preparar cada partido de una manera especial. Ahora llevo tres semanas preparando la final con una dieta especializada, pero aparte de la nutrición, también hemos corregido el ámbito del descanso, del tratamiento con el fisio, la manera de trabajar, de ajustar cargos… He cerrado todas las puertas posibles para que me encuentre un gusto y pueda dar un buen nivel.

“Me hice analíticas y me quité el gluten porque para mi cuerpo era proinflamatorio. Ahora me siento más ligero»

—¿Cuál es la dieta especializada para la final de la Champions?

—Prefiero no dar muchos detalles. Lo que te puedo decir es que en estas tres últimas semanas he llenado los depósitos de hidratos y he buscado suplementos más especializados para que el cuerpo tenga reservas y fuerzas de sobra para el sábado.

—¿Qué tiene de malo el gluten para su cuerpo?

—A través de una serie de analíticas, nuestros dimos cuenta que no me sentí bien, el gluten era muy proinflamatorio para mí. Ahora me siento mucho más ligero. También mi mentalidad ha cambiado respecto a algunos nutrientes. Cuando comía hidratos tenía la idea de que no los iba a quemar y que engordaría, y es al reves. El metabolismo de un deportista de élite está pidiendo calorías continuamente. Gracias a los hidratos tengo más reservas de glucógeno, más músculo y menos grasa. Es beneficioso para poder entrenar fuerte y tener los músculos preparados para competir cada tres días.

—En algunos encuentros hemos visto utilizar un medidor de glucosa. ¿Para qué se necesita saber el nivel de azúcar en sangre durante los partidos?

—Para ajustar un poco las dietas. Por ejemplo, de cara al desayuno ver el pico que podía someterse, el pico que me bajaba después de un entrenamiento intenso, después de un partido… diet.

—Aparte de la nutrición, ¿también ha buscado ayuda para su cabeza?

“La ayuda de un entrenador me ha servido mucho. Me hace ver otro punto de vista sobre mis preocupaciones”

-Sí. Mentalmente para una etapa frustrante y era necesario encontrar ese equilibrio. Para escuchar que cuando tú haces todo lo que está en tu mano, debes liberarte, estar tranquilo y saber que a veces puedes tener lesiones porque es parte del deporte. Hacer todo lo posible por estar bien tiene que dejarme tranquilo mentalmente. He pedido ayuda a un entrenador y me ha servido bastante. Te hacen ver otros puntos de vista de tus preocupaciones.

—Martin tiene casi año y medio. ¿Es más difícil ser padre o ganar cinco Champions en el Madrid?

—(Risas) Está ahí, ahí. En el párr. Para ser un buen padre te tienes que esforzar bastante, pero lo haces con gusto. Una sonrisa de mi hijo cuando le veo ya me alegra el día.

—Vayamos en la final. ¿A qué se deben ciertas declaraciones, como las de Salah, con ese tono despechado y revanchista por lo sucedido en kyiv en 2018?

—Desconozco si Salah o el Liverpool tienen ánimo de revancha. Es verdad que cuando pierdes una final de Champions siempre quieres tener una segunda oportunidad contra ese mismo equipo para poder vencerle. Ojalá que no pierda la mar una pérdida importante para que Salah pierda una segunda final de Champions ante el Real Madrid.

—PSG, Chelsea, City y Liverpool en la final. ¿Si ganan esta Champions sería la más completa de todas por la enjundia de los rivales?

“¿Central ante el Chelsea en la prórroga? Me sorprendí a mí mismo. Creo que me hice bastante”

—Puede ser que sí. Esta es la Decimotercera, que PSG, Juventus, Bayern y Liverpool están en la final. Pero a dia de hoy, como esta el futbol, ​​que no es un ‘pay to win’ pero casi, quizas es mas esta. Otras ligas tienen una inyección económica importante, y quieres que no muchos de los grandes jugadores van a jugar a esas ligas. Así que vencer a los dos finalistas del año pasado, al PSG de Mbappé, Messi, Neymar y Ramos nos hace crecer y mostrarle al mundo lo que es el Madrid y lo que significa este club.

—Liga, Supercopa y, quizás, la Champions número 14.

—Es cierto que era una temporada de transición. Vea nuestros jugadores importantes fueron. Solo fichamos a Alaba, gratis, allí Camavinga. Nuevo entrenador. Gente joven, muy buena, pero con falta de experiencia. Y fijate como ha salido. No se puede pedir más. Bueno si, ganar la Champions.

—Y con usted hasta el minuto 90, o el 120… Seguro que esa espina de acabar lesionado las finales de 2016 y 2018 tiene ganas de quitársela.

—Pues sí. Está claro que tengo esa espina. Ahí el trabajo del entrenador es donde, por ejemplo, ayuda mucho. Quitarme peso en estos partidos de tanta tension y emociones, donde los musculos se tensan. Es una cuenta pendiente que tengo conmigo mismo.

—Puede acabarla hasta de central, si así se lo pide Ancelotti, como ante el Chelsea. Qué recital en la prórroga.

“Suelo ser una persona muy tranquila, pero en los cuatro finales anteriores me cuesta echar la siesta”

—Nacho tenía calambres y el técnico confió en mí. Me sorprendí a mí mismo. Creo que me hice bastante grande. Al menos, tuve esa sensación. Ganaba duelos aéreos, llegaba a coberturas… Fue inesperado. Ayudó el querer dar lo mejor, hacer equipo y la experiencia. His tantos años de conceptos defensivos que ese aspecto lo tienes claro.

—Dijo Ancelotti en la rueda de prensa del martes que en el futuro, de la actual plantilla del Madrid, solo ve como posibles entrenadores a Kroos, Casemiro, Nacho y, quizás, Modric. ¿Se ha equivocado con usted?

—Se ha equivocado conmigo, seguro. Cuando le vea el tiro de las orejas (risas). Sí que me gustaría ser entrenador. Obviamente soy joven, pero mi predisposición sí es la de ser entrenador cuando ya no sea jugador. No se si de élite o de primeros equipos. Igual me consolaría más con niños, para formación, por evitar el asunto de viajes, el estrés, la toma de decisiones… Pero ya veremos, aún queda mucho.

—¿Usted, como Ancelotti, también tiene pensamientos negativos y se le celera el pulso y la sudoración en las horas previas a un gran partido como es una final de Champions?

—A mí lo que me sucede en los días de finales de Champions es que la siesta no consigo sleep, pero suelo estar tranquilo, como soy normalmente en el día a día. Luego en el vestuario soy bastante enérgico y un jugador emocionalmente intenso para el grupo, pero en mi vida suelo ser tranquilo.

—Lo que no les ha dejado tranquilos, al menos mediáticamente, es el no de Mbappé

“Es complicado analizar el tema de los clubes-estado. Mira el Barcelona, ​​que ha dado un saldo negativo y también sigue fichando»

—El chico ha estado sometido a presiones bastante fuertes desde Paris, los jeques, el propio PSG y la afición le quiere mucho. Ahora bien, si le soy sincero, cuando el Real Madrid quiere te es muy difícil decirle que no y hay trenes que solo pasan una vez.

—¿A usted la ha sorprendido?

—Hay que estar en su cabeza. Es francés y de París. Está jugando en el PSG, es el mejor jugador para su país y debe ser muy difícil salir de esa zona de confort. Pero insisto, hay trenes que solo pasan una vez y el Madrid está por encima de cualquier jugador.

—¿Clubes como el PSG, o el City, jugando están con reglas de juego distintas a los demás?

—Pues no qué decirte. Mira el Barcelona, ​​que ha dado un saldo negativo y también sigue fichando. Por lo tanto, es complicado hacer un análisis de en qué punto estamos con clubes como el PSG, el City o el mismo Barcelona

“¿Mbappé? Cuando el Real Madrid quiere es muy difícil decir que no. Hay trenes que solo pasan una vez en la vida”

—Acabo. Otra llamada de Luis Enrique y el Mundial a la vuelta de la esquina…

—Quedan seis partidos antes del Mundial, cuatro ahora en junio. Claro que estoy muy feliz de volverme a ver en la lista. Agradezco la confianza al tecnico. Espero devolvérsela con buenas actuaciones, ayudar al equipo y clasificarnos para la final four de la Liga de las Naciones.

—¿Contento también por Asensio?

– Mucho. Él está muy feliz de volver y confiar en que será un jugador importante para España.