Barcelona, ​​Madrid y San Sebastián, las localidades con más caros

SEGUIR

La evolución de los precios del alquiler entró en un terreno de elevada incertidumbre debido a la medida impuesta por el Gobierno de limitar las subidas de las mensualidades al 2%. Si la pretensión es poner un ‘techo’ a la subida de los alquileres, los datos recogidos en el ‘Informe Trimestral de precios de alquiler’, elaborado por Pisos.com, demuestra que no lo tendrá fácil el Gobierno. En concreto, el precio medio del alquiler en España alcanzó en el primer trimestre del año los 10,14 euros por metro cuadrado. Lo que supone un alza trimestral del 1,6% y superior al 5% interanual Las ciudades más caras para vivir de alquiler fueron Barcelona, ​​con un precio por metro cuadrado de 17,75 euros; Madrid (15,59 euros/m²), y San Sebastián (15,54 euros/m²).

Esto supone una variación del 10,85% en el caso de Barcelona con un 4,74% del capital de España. El otro extremo, Zamora fue la más barata con 5,41 euros por metro cuadrado. También tienen un precio muy asequible Orense (6,01 euros/m²), Cuenca (6,08 euros/m²), Ciudad Real (6,17 euros/m²) y Teruel (6,25 euros/m²).

En general, la capital zamorana es la ciudad que ha protagonizado la mayor trimestral en el precio del alquiler con un 8,4%, aunque Toledo (-3,91%) es la localidad que más se ha devaluado en este periodo. Si tomamos como referencia marzo del año pasado, el mayor incremento tiene lugar en Lugo (19,84%) mientras que Orense ha liderado las caídas con un 9,79%. En este sentido, el director de Estudios de Pisos.com, Ferrán Font, dice que “por fortuna el impacto del Covid-19 sobre el sector inmobiliario ha sido menor de lo que se podía esperar” y añade que “estamos viendo la vuelta a la normalidad posCovid, que implica no solo la reactivación económica en general sino de la actividad turística y una situación nueva de inflación”. En concreto, apunta hacia ciudades como Barcelona, ​​Madrid y Málaga, así como a autonomías como Baleares y Canarias, con fuerte peso del turismo, como lugares donde el alquiler registra aumentos relevantes. “Los propietarios de inmuebles, la mayoría pequeños, ven cómo aumenta el precio de todo y, en muchos casos, lo están trasladando a los alquileres”, apunta el portavoz de este portal inmobiliario.

Por otra parte, en el análisis trimestral realizado por Pisos.com, las regiones más caras para vivir de alquiler en marzo de 2022 fueron Madrid (12,60 euros/m²), Baleares (11,93 euros/m²) y Cataluña (11,36 euros/ m²). En el extremo opuesto, entre las comunidades autónomas y económicas se contraban Castilla y León con un precio medio de 4,66 euros el metro cuadrado; Extremadura con 5,24 euros el metro cuadrado y Castilla-La Mancha que durante este periodo tiene una valoración media de 5,52 euros/m². En el primer trimestre del año, el incremento más llamativo tuvo lugar en la Comunidad Valenciana (3,73%). En cambio, el mayor recorte tuvo lugar en Navarra (-7,34%). Si la comparamos con la cifra de un año antes (marzo de 2021), Baleares (11,88%) fue la que más ha caído y Asturias (-11,71%) la que más ha caído.

Para Font (Pisos.com), todo lo anterior, significa que se ha dejado atrás “el cambio de paradigma hacia una búsqueda de un lugar donde pasar mejor un posible confinamiento” que utilizó el Covid para “volver a un paradigma clásico de mercado en el que volvemos tiene una concentración en las grandes ciudades, que tiene un parque de alquiler insuficiente”. Además destaca el menor peso del teletrabajo Todo ello, añade, tiene consecuencias: los precios del alquiler aumentan, muchas familias tienen dificultades para acceder a un alquiler y los más jóvenes no lo tienen fácil para emanciparse. Preguntado por el denominado ‘España Vacía’, Ferrán Font destaca que «tampoco existe una oferta disponible para responder a la solicitud que quería emigrar de las grandes ciudades para mercados más rurales». Lo que también atribuye al menor número de infraestructuras y “capacidad de oferta de un plan de vida a sus habitantes (escuelas, empleo…)”.

Limitación a las subidas

Por su parte, desde el portal inmobiliario Pisos.com, se argumenta que la limitación a las subidas de las mensualidades del alquiler tiene un 2% por parte del Gobierno tendrá «una eficacia muy limitada». En este sentido, apunta el director de Estudios de Pisos.com, Ferran Font, “en el alquiler normalmentee la responsabilidad es solo de los propietarios, en su mayoría pequeños” y critica que solo afecta a los contratos cuya actualización tenga lugar en los próximos muy mal. “No se firma el mismo número de contratos de abril a junio que en agosto”, crítica. El representante de Pisos.com lamentó que la medida “coloca a los pequeños propietarios al mismo nivel que los grandes tenedores”. Al respecto, el responsable de estudios recuerda que el mercado del alquiler en España está muy atomizado y que los arrendamientos gestionados por empresas apenas son 150.000.

Ferrán Font mostró su temor a que medidas como esta finin por generar “un trasvase hacia el alquiler turístico” y, en el peor de los casos si no el inmueble no tiene la acogida deseada, “simplemente dejarse vacío”. En este, cree que todo “este intervencionismo alejará la inversión, precisamente, en un momento en el que las promociones de ‘built to rent’ comenzaban a despegar”. Lo que, a su juicio, genera inseguridad jurídica entre los inversores.