Bailar sin salir de casa… y con un ritmo propio

David Cascón y Vivian Vera son pareja de baile y también matrimonio. Hace ocho años, con apenas 25 y 23 años respectivamente, abrieron su propia escuela de baile en Barcelona, ​​Dance Emotion, en la que han conseguido juntar a 800 alumnos. La pandemia los obligó a ver y pasar clases en línea a través de Zoom. Ya entonces surgió a darle vueltas tiene la idea de sostener una plataforma de baile y en pocos meses nació Rebaila, una startup que ofrece a los usuarios la posibilidad de disfrutar de una academia de baile online a través de contenidos multiplataforma. “Cuando empezamos a dar vueltas a la idea no encontramos nada parecido, solo en EE.UU., Steezy, y nos encantó la idea.

Llevábamos tiempo queriendo hacer algo así y la pandemia lo desató”, confirma David Cascón García, cofundador y CEO de Rebaila.

“Gracias a nuestra experiencia como profesores logramos hacer unos videos muy buenos. Con el modelo espejo porque le quieres enseñar al chaval”, resalta Cascón. Tras unos meses trabajando en la idea y en la parte tecnológica launch la plataforma enero de 2021. A lo largo del primer año han estado invirtiendo fondos propios y recientemente han cerrado una ronda de financiación ‘pre-seed’ de 225.000 euros, que se destinará al impulso estratégico de la empresa. Esta cantidad se ha logrado gracias al apoyo financiero de las aceleradoras de startups Leanox, Bcombinator y los business angels de Seedrocket, además de las inversiones realizadas por FFF (‘Family, Friends and Fools’).

David Cascon y Vivian Vera

Acceso a la plataforma mediante suscripción mensual de 9,99 euros o anual de 79,99. Esperan llegar a final de año con 2,000 alumnos y ya planean dar el salto a Latinoamérica, donde cuentan con algunos usuarios, y a EE-UU. Las clases se dividen en tres niveles (básico, intermedio y avanzado) y disciplinas (urbano, que representa el 65% de las clases, danza y latino). El perfil de sus alumnos es mayoritariamente femenino, entre 20 y 40 años. “Algunas trabajan en casa, otras están alejadas de las ciudades y también hay muchas mamás para quienes esta plataforma les da mucha flexibilidad”, afirma el CEO. De momento se accede vía web, pero tienen pensado desarrollar una aplicación.

Entre las ventas de aprender a bailar con Rebaila se comprobará la posibilidad de reproducir las clases de forma ilimitada, eligiendo en qué formato ver la clase (frontal o trasera) y controlando la velocidad de reproducción.