Así sería España si nadie se hubiera marchado de su provincia de nacimiento

SEGUIR

Uno de cada tres españoles vive fuera de su provincia de nacimiento en un movimiento de población, sobre todo interno, que presenta grandes desequilibrios. Más de la mitad de los nacidos en Soria, Cuenca, Ávila, Zamora o Teruel residen lejos de su provincia natal. Hay veinte provincias, además de Ceuta y Melilla, que tendrán más población si sus naturales no se habrán marchado de casa. La inmigración no compensa esa salida.

Esta asimetría demográfica no solo afecta a la España vaciada. Así, por ejemplo, si todos los granadinos de cuna se quedaron en casa, ahora Granada será la décima provincia española en población, con más de un millón de habitantes; sin embargo, su saldo negativo la relega

a puestos inferiores, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de enero de 2021.

De Jaén, el 40% de las más de 900.000 personas vivían nacidas en la provincia. Hoy su población es de alrededor de 625.000, contando españoles de otras zonas y extranjeros. De ser potencialmente la decimo quinta provincia mas poblada pasa a ser la vigésimo sexta.

Desde Córdoba ha marchado un tercio de sus naturales. Hay casi un millon de cordobeses en todo el mundo, pero en la provincia solo viven en torno a 660.000. El saldo migratorio negativo les rebaja de un potencial duodeción por su natalidad a una posición vigésima con sus 776.000 habitantes empadronados.

españa vaciada

La situación es todavía más sangrienta en la llamada España vaciada. En Castilla y León, Valladolid es la única provincia cuya población actual supera a la población de todos los vallisoletanos de cuna. En el restaurante, el número de nativos es superior al número de habitantes actuales. No es extraño teniendo en cuenta que, en el mayor de los casos, el de Valladolid, un 28% de sus naturales residen fuera de la provincia. En Soria, Ávila y Zamora se han marchado la mitad o más; en Segovia y Palencia, 47%; en Salamanca, el 42%; y en Burgos y León, el 39% de sus naturales no vive allí.

Zamora es la provincia con mayor diferencia entre su población actual (168.000 habitantes) y su población autóctona (267.000). Zamora tendría un 37% más de población, unas 100.000 personas de diferencia. En Cuenca también hay una diferencia de 100.000 personas entre los nacidos allí (294.000) y los que viven actualmente, contando nacidos de otras provincias y extranjeros (195.000), un 34% menos.

Más beneficiados

En el lado opuesto están las más beneficiadas por la emigración. Baleares no solo tiene uno de los porcentajes más bajos de nativos emigrados, tan solo un diez por ciento vive fuera de las islas, sino que el saldo migratorio positivo les coloca entre las diez provincias más pobladas de España, cuando por número de naturales ocuparía la posición de vigilancia.

Una situación similar existe en las Islas Canarias. Menos de un diez por ciento de sus naturales han salido de las provincias de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas. Unidos al saldo migratorio nacional e internacional, ambos escalan al grupo de las provincias con más de un millón de habitantes.

Mas gente

Madrid, la provincia con mayor población y más nativos, es también una gran beneficiaria de la migración interna y externa. Hay 4,6 madrileños de nacimiento; hay un peso de más de 800.000 (18%) viviendo fuera, el positivo migratorio salino regando una población total de 6,7 millones.

En Barcelona hay una situación similar. De los 4,1 millones de barceloneses de cuna, tan solo un 16% (650.000) viven lejos de la provincia. Una población de sobra compensada por los cientos de millas de personas llegadas del restaurante de España y del mundo hasta completar una población actual de 5,7 millones.