“A algunos políticos se les debería caer la cara de vergüenza por el estado del río Tajo”

SEGUIR

Nuria Hernández-Mora es gran aliada de la Cátedra del Tajo creada por la Fundación Soliss y la Universidad de Castilla-La Mancha para la defensa del río. Doctora en Geografía, licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales, experta en gestión de recursos hídricos, es también social fundadora de la Fundación Nueva Cultura del Agua, que impulsa desde hace más de 20 años una gestión más racional y sostenible del agua. Habla sin tapujos de la ‘locura ingenieril’ del trasvase Tajo-Segura, de la prevaricación de los funcionarios públicos de turno, que incumplen la ley, por su dejación de funciones y por permitir durante años que existe en Toledo esta «cloaca a cielo abierto que se llama rio tajo.

Usted vivió el nacimiento de las plataformas.

¿Cuándo surgió su vinculación con el Tajo?

Desde 2007, cuando se creó Talavera la Red Ciudadana para una Nueva Cultura del Agua en el Tajo-Tejo y sus ríos, de las primeras coordinadoras junto con María Soledad Gallego, quien junto a Miguel Ángel Sánchez, de la Plataforma de Talavera, me ha enseñado todo lo que sé del río. Así comenzó mi involucración a fondo en el Tajo, cuando diferentes coletivos comenzaron a trabajar juntos en alegaciones a los planes y acciones jurídicas ante Europa. Al mismo tiempo, se empezó a realizar una labor de coordinación e investigación científica sobre el Tajo. Y una cosa que nos llamó la atención es que había muy poca investigación, desde el estado del río, de la contaminación o los aspectos económicos.

Eso pretende a la Cátedra del Tajo, de la que usted formó parte, de cargarse de argumentos científicos.

Su puesta en marcha ha sido uncierto porque ha dado visibilidad a un grupo que lleva trabajando desde hace muchos años. La directora de la Cátedra, Beatriz Larraz, tiene una visión transdisciplinar, de unir el conocimiento académico de los científicos y el conocimiento local que existe y que es muy potente. Hay muchas piezas y para encajarlas es necesario trabajar el ámbito político, el jurídico y el científico para traer los argumentos técnicos necesarios para esos cambios. Y también en el ámbito social, de divulgación y de educación porque si no el cambio es complicado.

«Lo que tienes en Toledo es una cloaca a cielo abierto: espumas, tonos brownes, esos olores…»

Desde el punto de vista científico, ¿cuál cree que est el principal problema que tiene el río Tajo?

En su tramo alto y medio está muy maltratado por la contaminación, por encima de Madrid, pero también de Castilla-La Mancha. El Tajo recoge las aguas residuales de seis millones de habitantes y es un cargamento altamente contaminado. Se produce un desequilibrio entre los estándares de depuración requeridos y la capacidad que ostenta el río de asumirlo porque el volumen de aguas residuales es tan brutal con un caudal exiguo por el trasvase Tajo-Segura. Este es el segundo problema o el primero porque los dos están al mismo nivel de importancia. El trasvase está limitando el agua limpia que baja de cabecera: si tienes un caudal mínimo de agua limpia y el ochenta por ciento de lo que te está circulando aguas abajo de la entrada del Jarama son aguas residuales de Madrid, pues evidentemente lo que tienes en Toledo es una cloaca a cielo abierto: espumas, tonos brownes, esos olores…

¿Qué se puede hacer?

Invertir en mejorar la depuración de las aguas residuales de Madrid, que se quiere aspirar a mantener una depuración terciaria, la más exigente, una solución urgente pero que es lenta. Además, los ríos requieren una variación de los caudales y el Tajo lleva desde el principio del trasvase con un caudal artificial de seis metros cúbicos por segmento que es ínfimo y estable a lo largo del año. Es un estanque permanente, no hay dinámica fluvial y no hay dinámica fluvial los ecosistemas que dependen de ellos, las especies, no pueden estabilizarse. Hay que mantener unos caudales, con mínimos y máximos, con variaciones estacionales, y devolver la dinámica fluvial.

¿Hay esperanza?

Hay ríos en el mundo que han estado en degradación absoluta y se han solucionado tomando las medidas necesarias. Esa recuperación es posible, pero tiene que existir esa voluntad política de tomar las medidas.

“Se trata de cumplir la ley, devolverle el buen estado al río Tajo y garantizar que todas las necesidades y los usos del río están cubiertas”

¿La solución pasa por eliminar el trasvase?

Pasa por establecer un régimen de caudales ecológicos serios y científicamente validados. El grupo de investigación ha elaborado informes sobre los que proponen caudales ecológicos que permitan la recuperación del río, con caudales ecológicos reales. Se trata de cumplir la ley, devolverle el buen estado al río Tajo y garantizar que todas las necesidades y los usos del río están cubiertas.

¿Y qué pasa con el Mar Menor y la huerta murciana?

Lo realmente inaceptable, desde mi punto de vista, es que los responsables políticos, las administraciones competentes, en lugar de poner las medidas para evitar el colapso social y económico de una parte de la ciudadana que vive de esto, han tenido la actitud del avetruz , de esconder la cabeza, para que el siguiente que venga lidie con ello. In vez de empezar a poner las bases de este cambio estructural, lo han dejado pasar. Ha sido una irresponsabilidad, una dejación de funciones, creo que ha habido prevaricación. Cuando generas un trasvase que conecta dos cuencas estás trasvasando agua pero también escasez, problemas ambientales, problemas sociales, problemas políticos y ambientales. Han generado la degradación del río Tajo, pero ahora están provocando la degradación ambiental de la cuenca del río Segura. Los científicos llevaban tiempo diciendo que en el Segura la degradación del Mar Menor estaba muy vinculado a los vertidos agrarios del campo de Cartagena, que era una zona de secado que se convirtió al regadío a raíz del trasvase Tajo-Segura, vertidos cargados de nitratos que han provocado ese colapso ecológico.

“Han generado la degradación del río Tajo, pero ahora están provocando la degradación ambiental de la cuenca del Segura”

¿Qué opina de las desaladoras?

Tienen que ser parte de la solución, pero no la única solución porque sería una huida hacia adelante. Es obvio que quieres vivir en una transformación, es ineludible que tenderás a poner coto en lo uso ilegales del agua, en los regadíos ilegales. Eso sería lo primero, un primer paso, y también decir cuál es la capacidad de carga. Igual no es posible seguir produciendo con la misma intensidad y los mismos niveles. Quizá haya que buscar otras alternativas.

¿Cree que el trasvase pasará algún día a la historia?

El Ministerio ha cambiado las reglas de explotación y ha comenzado a tener en cuenta otros intereses, este plan hidrológico empieza a poner las bases establecer unos sistemas de caudales mínimos un poco más ambiciosos

Pero, sus insuficientes, ¿no?

Su insuficiencia. Y, además, posponen su implementación a 2027, echando el problema hacia adelante, otra vez. Hay un cambio pequeño. Creo que, al final, el trasvase caerá por su propio peso, porque habrá que establecer este régimen de caudales ecológicos, por las sentencias del Supremo, porque existe una demande social y política, porque van a llegar presiones de Bruselas, de la UE. La comisión de parlamentarios europeos dijo en 2011 que la situación del Tajo es insostenible, inaceptable. Creo que va a llegar un momento en que se reduce, aunque en algún momento trasvase de forma excepcional.

¿Para consumo humano?

Si habrá agua para abastecimiento humano, el problema es cuando no se prioriza y las aguas destinadas à abastecimiento se utilizan para otros usos o se contaminan, o no se gestionan adecuadamente. Es un problema de gobernanza, no de escasez. Las sequías ordinarias de mediados de los años 90 y la del 2005 al 200 afectaron tanto a la cuenca del Tajo como a la del Segura y lo ilógico es que llegó a priorizar a la cuenca del Segura frente a la del Tajo. Por eso se creó en 2005 la Plataforma de Talavera. Creo que el trasvase se va a extinguir por la fuerza de los hechos y espero que, al menos, la crisis del Mar Menor haya servido para levantar las conciencias en Murcia y para que se emppiecen a tomar las medidas necesarias, que eviten un sufrimiento social y economico que nadie quiere.

¿El río Tajo es el más maltratado de los que conoce?

No conozco ningún río de la entidad del Tajo, que una las dos miembros capitales de la Unión Europea, que tenga el deplorable estado del río; eres patético. Es inaceptable y no entiendo cómo a los políticos responsables no les cae la cara de vergüenza viendo el río así. Estás triste y lamentable.

¿La sociedad civil ha sido también cómplice?

Durante años hemos estado algo adormilados, pero creo que hay una serie de ciudadanos muy comprometidos que dedican mucho tiempo suyo personal, que no está remunerado, por el bien de todos, por el futuro de todos, de nuestros hijos, para recuperar ese patrimonio común . Creo que no están lo suficientemente considerados, que las administraciones los tendrán que tener aliados y no de enemigos, como, por ejemplo, a Alejandro Cano, presidente de la Plataforma del Tajo, y los miembros de la plataforma de Aranjuez. Ahora hay una sensibilización mayor y hay una toma de conciencia de que la situación no es aceptable, que, además, está amparada por un marco legal que nos da la razón. La Directiva Marco del Agua, que es la directiva que establece el marco jurídico par la gestion de las aguas en España, dice en su primer considerando que el agua no es un bien comercial como los demás, si no que est un patrimonio que hay que proteger y tratar como tal.

“Hay una sensibilización mayor y hay una toma de conciencia de que la situación no es aceptable, que, además, está amparada por un marco legal que nos da la razón”

¿Confía en que volvamos a ver algún día el río Tajo limpio?

Por supuesto, no te puedes dedicar a problemas ambientales si no eres optimista.

Y pone de ejemplo el río Cuyahoga, en Cleveland (Ohio), uno de los cursos de agua más contaminados de los EEUU y que llegó a arder en 1969. El río ahora está limpio, algo que ahora, aquí, es solo un sueño.