Estar en una lista de morosos supone un dolor de cabeza para todos. Las personas que entran allí lo hacen por impagos en hipotecas o algún servicio como la luz, teléfono o Internet. También, se puede entrar en una por error. Lo cierto es que, estar en una ficha por moroso cierra todos los caminos a algún tipo de financiamiento o crédito del banco. La deuda, por muy pequeña que sea, cancela todo tipo de ayuda con pagos en plazos o tarjetas bancarias.

Es importante tener presente que, cuando una persona o entidad suscribe a otra en la lista debe notificar al ciudadano afectado. De esa forma, la empresa dueña del fichero también debe informar al ciudadano que está registrado. Puede ocurrir, sin embargo, que el deudor cambió de domicilio, por ello no haya recibido la notificación. En ese caso, es importante que el interesado investigue si está en una lista y cómo salir de ella. Aquí te daremos más detalle.

Listas o ficheros para morosos en España

En España existen distintas listas para anexar a los morosos. Toda la estructura de ellos se rige por el artículo 29 de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal. En este artículo habla acerca de los servicios de información sobre solvencia patrimonial y crédito, que en realidad, no es otra cosa más que las empresas que brindan servicios de ficheros por morosidad. Para suscribir a una persona, se debe indicar la deuda que posee, nombre y la empresa o persona que desea ingresarlo en la lista.

Algunos de los más famosos en España que cumplen con este papel son:

  • Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef).
  • Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI).
  • Badexcug.

La forma de estar en una de estas listas es por causa del impago. Y la idea de agrupar a las personas en ellas es que: uno, pague lo antes posible, y dos, otras entidades -como bancos- conozcan quiénes están allí para evitar conceder préstamos o créditos. De momento, no existe un marco legal que indique qué cantidad de dinero se debe deber para entrar en la lista. Como tal regulación no existe, se puede entrar en los ficheros cuando se debe cualquier cantidad.

Por ejemplo, deber algún servicio como el agua, la luz o televisión por cable es razón para incluirse en la lista. Ese proceso conlleva ciertos pasos, no se agrega a alguien sin control. Eso significa, que se puede anexar a alguien por deber 50 euros.

¿Cómo saber si soy moroso?

Saber si se está en una de ellas no es algo que puedes buscar por Internet, pero si debes alguna factura de las empresas suscritas a este acuerdo o, te demoraste demasiado en un pago, es probable que estés en la lista. Esta es una forma sencilla de saberlo. Otra manera de saberlo es cuando una persona va a un banco a solicitar un préstamo o crédito y se toma con el obstáculo del impago a otra entidad.

Estas, como antes se mencionó, es una de las formas de saber si se es moroso. Sin embargo, la manera legal de saber si se está en la lista es por notificación de la misma empresa. En este caso, la industria que anexa a la persona jurídica o natural debe informarle en un plazo de 30 días. Asimismo, la empresa dueña del fichero también debe avisar al deudor su inclusión en la lista.

En todo caso, para estar dentro de uno de estas listas, se debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Los datos del deudor (como DNI, nombres y demás) debe entregarlos la empresa o persona a quien debe.
  • El importe menor para suscribir a una persona es de 50 euros.
  • Contar con una deuda existente, impagada y exigida en reiteradas oportunidades por la empresa.
  • La deuda no puede estar en reclamación administrativa, un proceso judicial o en cualquier proceso que suponga disputa.
  • Que se haya notificado a la persona o cliente que, en caso de incumplir con el pago, podría ser agregado a esta lista.
  • El lapso de estancia en la lista es de cinco años.

¿Se puede estar en un fichero por error?

Sí, es posible. De hecho, se considera que hay muchísimas inclusiones por error. Muchas personas jurídicas y naturales están en las listas sin tener deudas o, sin cumplir con los requisitos antes mencionados. En algunos casos, estos “errores” no tienen justificación, en otros, se trata de falsificación de identidad o contrataciones fraudulentas.

Si este es tu caso, lo que puedes hacer es, primero, certificar que no tienes deudas o contratos con la empresa que suscribió tu nombre. Después de ello, es posible hacer una demanda contra la empresa o la industria del fichero y exigir una indemnización. En todo caso, es importante limpiar tu nombre y recibir una compensación por ello.

Otra acción a tomar es escribir al titular del fichero en reclamo por la inclusión. Este debe responder en un plazo de 30 días. En caso de que no lo haga, puede hacer una denuncia ante Aepd en donde se le abrirá un expediente y recibirá una sanción.

¿Cómo salir de la lista de morosos?

La única forma de salir de la lista es pagar la deuda. Al momento de hacer el pago y saldar el impago, la empresa debe notificar a la empresa dueña de fichero. En un plazo de un mes se eliminará el nombre de la lista. También puedes actuar por tu cuenta y enviar el comprobante de pago en conjunto con fotocopia de tu DNI y nombre completo a la empresa del fichero. De esta forma, salir de dudas y tener la certeza que eliminarán pronto tu nombre de la lista.